Buscar Noticia
Buscar Noticia
Recibe avisos por email cuando se publiquen nuevas noticias.

NUESTRO IX CONGRESO EN MARCHA

Jueves 2 de junio de 2011. Publicado por a las 13:07

Se terminan tres años de trabajo desde nuestro último congreso, que han pasado muy deprisa en un contexto difícil para aquellos que defendemos la Escuela Pública y, con ella, la igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos, la cohesión social y el progreso de una sociedad que pretenda integrar a todos y todas, sin exclusiones, sin dejar a nadie por el camino.


Tres años en los que hemos desarrollado nuestra actividad junto a personas y entidades que piden una política educativa que apueste sin ningún complejo por la Escuela Pública y que la potencie con todas las medidas a su alcance. La apreciación de nuestra federación, y de otras muchas organizaciones, es que en ese camino no hemos encontrado, como debería haber sucedido, al Gobierno Regional y su Consejería de Educación, que apuestan por otro modelo muy diferente al que nosotros aspiramos. Podríamos recordar muchos de los mensajes que hemos difundido y hablar de lo que ya es pasado, pero preferimos hablar de futuro, pues nos acercamos también a nivel político a una nueva legislatura en la que debemos depositar, de nuevo, nuestras mejores esperanzas y expectativas.


Es cierto que siempre hay que mirar atrás de vez en cuando y tener presente nuestra historia para aprender de lo sucedido, extrayendo conclusiones positivas y nuevos impulsos. A nuestra organización le toca hacerlo de nuevo ahora, de forma especial, al abordar la realización de nuestro Congreso. Es momento de pensar en lo que hemos conseguido y ponerlo en valor y, por supuesto, recordar lo que quisimos hacer y no pudimos o supimos, así como pensar en la situación actual y el futuro que, al no estar aún escrito, puede y debe ser mejor. En nuestras manos está y sirve de poco emplear los esfuerzos en lamentos baldíos.


Hemos sabido transformar en positivo lo negativo que nos ha sucedido en estos tres años, sacando lo mejor de nuestro movimiento asociativo y demostrando que la FAPA es mucho más grande y fuerte de lo que se pudiera pensar. Ante la desaparición del convenio de formación para padres y madres, hemos reaccionado con más y mejor formación, haciéndolo en colaboración con otras entidades y aumentando la implicación de los integrantes de nuestro movimiento asociativo, que han dado formación usando sus conocimientos profesionales en determinados sectores. La expulsión de nuestra sede ha servido para demostrar que la FAPA no son cuatro paredes y un teléfono, sino que es la suma de personas comprometidas con la Educación y dispuestas a mejorarla a pesar de los obstáculos que se puedan presentar. El recorte injustificado de la subvención anual, la desaparición de convenios y el impago de cantidades que aún nos adeuda la Consejería de Educación, han abierto la organización a nuevas formas de colaboración económica con otras entidades y, aunque el objetivo de quien hacía todo ello no era potenciar nuestra existencia y facilitar nuestro trabajo, hemos sido capaces de resistir y seguir haciendo nuestra actividad. Es más, ahora somos más, hacemos más y lo hacemos mejor. No nos alegramos de los ataques sufridos, ni los consideramos justos, pero hemos sabido hacerles frente y progresar.


Tres años después de recibir el mandato del anterior Congreso, tenemos una organización que ha intervenido tres veces en la Comisión de Educación de la Asamblea de Madrid, cuando en su historia anterior la FAPA sólo había podido hacerlo en dos ocasiones, y hemos recibido de los tres grupos parlamentarios un reconocimiento expreso a la importancia de nuestra organización. Nuestro papel en el Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid es indispensable y nuestro trabajo puntual y adecuado, como así ha sido reconocido por el actual Presidente de dicho Consejo Escolar en nuestro último Encuentro de Experiencias celebrado, con independencia de lo más o menos cercanos que podamos estar sobre cada cuestión concreta. El reconocimiento que hemos tenido, justo y merecido, además de en el seno del propio Consejo Escolar y de la Asamblea de Madrid, se ha dado también en múltiples Ayuntamientos, siendo el último, el recibido por parte del Ayuntamiento de Madrid. Es más, es cierto que sólo hemos mantenido una reunión con la Consejera de Educación en esta legislatura política que ahora se acaba, pero sirve también de reconocimiento si lo comparamos con el hecho de que no han tenido la misma fortuna una buena parte de organizaciones y entidades ligadas a la educación, incluidas sindicales. Además, la propia Consejera dijo en dicha reunión que, entre las que conocía en el ámbito educativo, nuestra organización era la más coherente con relación a lo decía y lo que hacía, aunque ella no compartía el modelo educativo que nosotros defendemos. No obstante, los reconocimientos no deberían ser sólo palabras, sino que deberían ir acompañados de actuaciones conjuntas y de apoyo institucional, normativo y económico. Y no sólo para la federación, es más, de forma muy especial e imprescindible, para las Asociaciones de Padres y Madres que diariamente se dejan muchas horas en un trabajo silencioso, y a menudo invisible, en los centros educativos, sin el que la educación tendría aún muchas más dificultades.


También debemos pensar en lo que hemos conseguido en esta etapa en diferentes cuestiones. Por ejemplo, hemos logrado que el calendario escolar tenga, como mínimo, los 175 días que marca la legislación actual, pues hasta este curso escolar no era realmente así. Nuestra batalla en los diferentes foros, que al final nos dejaron como única vía posible la judicial, obligó a la Consejería de Educación a cambiar las instrucciones en esta materia para cada curso escolar por una norma con rango de Orden, lo que ahora exige un cumplimiento escrupuloso de lo que la misma contenga. Y hemos conseguido que determinada normativa pase por el Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid, lo que antes no sucedía, para lo que también nos han tenido que dar la razón los Tribunales de Justicia, ya que nos la negaba la Administración. En ese sentido, hemos logrado que el CEIP Miguel Ángel Blanco sea un centro educativo público que aún existe, aunque el Gobierno Regional lo tenga privatizado, de momento.


Muchas de nuestras propuestas han tenido eco y algunas se han plasmado en realidad, incluso aunque inicialmente se voten en contra por la Administración, como pasó, por ejemplo, con la introducción de la enseñanza del inglés en los ciclos de Formación Profesional. Resulta curioso que la misma Administración que primero se opuso, luego lo vendiese como una iniciativa política novedosa de cosecha propia. En cualquier caso, no importa, la FAPA hace sus propuestas para mejorar la educación, y los rendimientos políticos les corresponde buscarlos a otros, si es que quieren hacerlo. Nosotros hemos hecho lo que debíamos hacer y, aunque siempre se puede hacer más y mejor, cabe destacar igualmente el importante número de informes que hemos elaborado sobre muy diversos temas, que han puesto encima de la mesa los temas importantes y sin esperar a que fueran sólo otros los que marcaran el ritmo.


Hablando de propuestas, nuestro documento elaborado para las próximas elecciones autonómicas y municipales ha tenido una gran acogida y un apoyo casi unánime, sólo ha faltado el del Partido Popular. En este último caso, el silencio ante dicho documento no nos hace pensar que pudieran aprobarlo sin decirlo, pues su modelo es otro y muy diferente, pero es seguro que, si se hubieran sentado a dialogar con nuestra organización, algún punto común hubiéramos encontrado, pero hace falta voluntad de ambas partes y no bastaba con que existiera sólo la nuestra, como así era.


Como dijimos antes, ahora llega el momento de pensar en los próximos tres años. Es un momento complejo, pues coincide con un proceso electoral que puede darnos nuevos escenarios, ya sea con los mismos posicionamientos políticos y nuevas caras o con interlocutores que tengan fundamentos políticos distintos. Sea como fuere, la FAPA volverá a intentar trabajar con quienes les toque gobernar en la Comunidad de Madrid y en todos y cada uno de los Ayuntamientos. En unos casos será posible, en otros casos complicado y, esperemos que no suceda en ningún sitio, puede que en alguno sea imposible. Lo único que pedimos a todos los posibles interlocutores es lo mismo que exige la Constitución Española: “La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social.” Con quien esté en esos parámetros, podemos y debemos hablar de Educación.


(Editorial de nuestra revista 67, difundida en el mes de mayo)

Se han cerrado los comentarios para esta noticia.

F.A.P.A. "Francisco Giner de los Ríos"
C/ Pilar de Zaragoza, 22 - Bajo Jardín. 28028 Madrid
Telf. 91 553 97 73 / 616 355 183
Fax: 91 535 05 95
info@fapaginerdelosrios.es
Horario de  atención telefónica:

De 10:00/13:30 horas de lunes a viernes

De 15:30/17:30 de lunes a jueves